lunes, 17 de agosto de 2009

El problema de las posibilidades infinitas


En el diseño de soluciones poner a disposición del usuario un volumen infinito de posibilidades tiene dos efectos, por un lado aumenta la complejidad de la solución ofrecida, y por el otro disminuye la eficiencia en el uso de los recursos. La pelea con las herramientas que se vive en el mundo actual de la ingeniería de software se traslada a las soluciones implantadas debido a que está inmersa la misma filosofía de explotar todas las posibilidades y ser los más completos del mercado. En realidad el usuario no utiliza más que una fracción de las soluciones que necesita y abordará nuevas soluciones solamente si alguien se las ha mostrado y las quiere explorar.

El proceso de exploración dura apenas unas semanas para luego abandonarse por completo la característica, manteniendo la funcionalidad dentro de la carga del sistema. Hoy faltan estudios sobre ésta problemática, pero la práctica la pone en evidencia.

En el ambiente tecnocrático se comenta desde siempre que nadie sabe utilizar completamente las funcionalidades que ofrece Microsoft Word, y hoy el uso de sistemas como Google Docs, desde donde hoy escribo el primer borrador de ésta entrada, entrega al usuario lo mínimo mientras va suministrando nuevas funcionalidades tan pronto como están listas. Aunque las versiones beta presentan errores que, para un usuario poco frecuente son imperceptibles, casi todo se perdona en el mundo de lo gratis. Además la disponibilidad de nuevas funciones no implican sobrecarga para el computador del usuario.

La lección es: Haz un estudio de mercado. Los sistemas que quieren llegar a todos los públicos son maravillosos para los pequeños mercados exigentes, pero terribles para quienes deben, a toda costa, actualizar sus computadores para correr últimas versiones aunque el tema tecnológico no sea su negocio. Es como hacer programas para programadores y luego querer vendérselos a todo el mundo.

Un ejemplo: Microsoft siempre ha tenido problemas de complejidad por actuar en forma de monopolio, y haciendo de ésta forma de actuar su único estudio de mercado. Su sistema operativo siempre ha apuntado a la compatibilidad hacia atrás para no dejar vacíos, haciendo de cada nueva versión un incremento de la versión anterior. Dichos incrementos sólo han podido romperse parcialmente. Hoy el mismo Microsoft empiece a entender el problema de complejidad causado por las posibilidades infinitas y trabaja en el proyecto Midori, para hacer una nueva versión que sea por primera vez desde hace mucho tiempo un nuevo sistema operativo. La compatibilidad la trabajará a través de la virtualización. (http://www.error500.net/articulo/midori-microsoft-sistema-operativo-cero, http://www.taringa.net/posts/noticias/1436178/Midori:-Microsoft-ya-mira-más-allá-de-Windows.html, http://hivennews.blogspot.com/2008/07/el-proyecto-midori-microsoft-planea-un.html )

Un experimento: Tratar de venderle a un usuario promedio la idea de que OpenOffice le entrega todo y más de lo que necesita, o que con GoogleDocs puede reemplazar el 85% de sus tareas de creación de documentos. Espero noticias de quien encuentre el método.
Publicar un comentario