sábado, 20 de diciembre de 2008

Información disponible, ¿pero dónde?

La Internet es un mundo de información disponible, el problema es saber dónde. La ayuda de los buscadores es buena, pero no es como actuamos cuando buscamos una tarjeta que hemos perdido. Es como buscar la tarjeta en todos los lugares posibles para cualquier cosa. Empezamos por buscar en el texto de nuestro diario, en los canales de televisión y en las emisoras de radio, entre la circuitería del computador personal y debajo del canasto de la ropa sucia, incluso revuelto entre nuestra ropa interior.

La respuesta ya está disponible en la web y falta propagarla. Si lo que se busca es la fecha y hora local para la final del mundial de clubes, que seguro tendrá una vez mas al representante de suramérica y al de europa (lleno de figuras suramericanas) como candidatos, un primer impulso nos llevará a buscar en la página de la FIFA, dos o tres clics después tenemos comentarios previos del partido y la hora en la que se presenta... pero miércoles, está en la hora local del encuentro. Qué sigue, ¿una conversión? ¿Buscar un botoncito que nos convierta la hora japonesa a nuestro uso horario? Aún si hemos llegado a éste punto lo más seguro es que sea más fácil buscar un calendario del partido en Google Calendar, agregarlo a nuestros calendarios y ver a qué hora, en hora local, es el partido.

Todo ésto sucede por una buena razón: Google Calendar sabe de calendarios, la web no. No importa qué tanto sepas de indagar en la red, siempre será más fácil tener la aplicación que sabe de eso. Son muchas las posibilidades y enorme el reto para las nuevas aplicaciones orientadas a buscar la tarjeta de presentación extraviada entre los tarjeteros antes de ir a buscar entre la canasta llena de ropa interior sucia, el truco es buscar en la aplicación que sabe del asunto, la que no aborda la codificación de la fuente con total desconocimiento.
Publicar un comentario